Hoy me siento domingo a la tarde, pero no, es sábado, feriado largo, debería estar contenta, paseando y disfrutando de la vida, pero no. Hoy, como otros días me pongo a pensar, y en este pensar constante, no sólo me viene a la mente qué será real o qué será #radiomente en volumen alto.


Claro, te estarás preguntando, qué le pasa a Anita? estará solamente filosofando? descargando en el blog? catarsis... puede ser. Y si queres saber en qué pienso siempre, te cuento.

Muchas veces, como diseñadora, me la paso observando mi alrededor, las personas, las casas que me cruzo en mi camino al ir por la calle. Observo las fotos que veo en redes sociales, Instagram, Pinterest. Esas supuestas fotos instantáneas que se toman para subir de manera natural, sin más.
Y sabes la frustración que me provoca ver, ver y seguir viendo? no te imaginas! pensar que hay personas que no tienen "la casa ideal", otros que no cuentan con lo básico, seguir pensando que el diseño es para todos, y que no solo implica la griferia de último modelo. Pensar que me encantaría entrar en cada casa, reordenar sus muebles, hacerles saber que con poco pueden mejorar lo que tienen. Así de sencillo y así de complejo, por qué? porque es un ideal. Un sueño utópico en el que me siento la Robin Hood del diseño, y no pienso robar muebles a los ricos para llevar a los no tan ricos, eh! no me mal interpretes jaja.

Me angustia saber que tengo en mis manos y mi cabeza la posibilidad de que personas aprendan a moverse más cómodas en sus ambientes, a que es posible que todo esté mas ordenado y mejor ubicado y eso les ayude a centrar su energía en otras actividades y otros sueños.

Sabés la cantidad de personas que me han dicho que les encantaría estudiar decoración, que les encanta el diseño, la estética, etc... pero ninguna me dijo que quiere mejorar la vida de alguien. Y eso siento yo. Quiero ayudar a mejorar sus días. Tan complejo suena, que me abruma y me siento una descarada en decirlo. Pero es así.

Y si, el título de este post es: Qué te gustaría sentir al llegar a casa?
te lo preguntaste alguna vez? pensalo.
Qué es lo que sentís al abrir la puerta de tu casa? estés alquilando, tengas tu casa propia o no.

Te cuento que es importantísimo que sientas lo que te gustaría vivir.
Si no refleja lo que soñaste, si no es lo que esperabas, si sentís que no llega a ser lo que ves en fotos de internet.
Pensaste alguna vez con el cuerpo qué te gustaría sentir cuando estés ahí?. Yo sí! y eso te ayuda a poder planificarte (palabra que leo y escucho por todos lados y en todos los rubros y que comienzo a odiar jaja), porque para saber qué vas a tener mas adelante, deberías saber cómo conseguirlo.

Una casa es un proyecto continuo, y tu hogar es parte fundamental de tu vida. Pasas mucho tiempo en tu casa, además de tu trabajo, o quizás hoy estas trabajando y viviendo en el mismo espacio. Qué mejor idea el de tener una casa que cumpla con tus gustos, que la distribución te haga la vida y el trabajo más fácil, y que puedas sólo disfrutar en el momento que tengas para hacerlo. Lo pensaste? el tiempo que podes ahorrarte si todo funcionara lo mas armonioso posible? si cada cosa tuviera su lugar, su función y no tenes que derrochar energía mirando por horas esos rincones sin resolver, desaprovechados y que sólo te hacen perder tiempo, en vez de sólo sentarte a trabajar o a descansar.

Lo pensaste? en este momento estoy comenzando a reír mucho, porque en un momento te digo, apagar la #radiomente y minutos más tarde te pregunto mas de una vez, lo pensaste? hay! disculpa, pero soy así de enrendada! espero me sepas entender!

Ahora contame vos, te leo!
Linda semana, Ana.